• Mariana Escobar

Agelasta

Cerraste los ojos,

Para abrir la mirada

Donde reina el silencio,

En pétrea morada


Y caen tus pétalos de seda,

Como flor deshojada,

Salpicada del rocío

De mis copiosas lágrimas


Que fluyen, como el Estigia

De mi faz a tu frente pálida;

Anegando, en mi tristeza,

Tu lecho de concha nácar


Te has ido,

Y mi voz ya no te alcanza;

Tu cuerpo se entrega al frío,

Donde mi llama no te abraz(s)a


Cual Perséfone en agonía,

Entre semillas de granada,

Que al Hades se ha llevado

La primavera de mi esperanza


Hoy tu cruz me abre los brazos,

Pero no puedo estrecharla;

Y me besa la mejilla

(Como antaño tú lo hacías)

Tu nombre en piedra tallada.

3 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Por Ti

Nasar

Amaranta